lunes, 15 de agosto de 2016

El Agua de la Virgen (Los botijos)

AguaVirgen_años20_2016
Década 1920 / 2016


Desde tiempos inmemoriales, cada 15 de agosto, día de la Virgen, los toledanos acudimos con devoción a beber de los botijos de la Catedral para refrescar cuerpo y alma.

En el año 2008, debido a unas obras, se modificó la tradición de beber el agua en el Claustro y se trasladó este acto a la Puerta del Reloj. Esta nueva localización no fue muy bien acogida por la mayoría de los toledanos, que deseaban volver a beber de los botijos en el lugar de siempre. Fue en 2015 cuando el Cabildo decide volver al Claustro de la Catedral para celebrar la tradición.

Familiares y amigos de personas que, por diversas circunstancias no pueden acudir, llevan botellas vacías para rellenarlas con los grifos dispuestos para ello, de la preciada y "milagrosa" protagonista de esta leyenda:

Allá por el año 1085, el rey Alfonso VI rescató la imagen de la Virgen del Sagrario del pozo que existe en el claustro de la Catedral. Fue escondida allí en el año 711 para protegerla de la invasión musulmana y, a partir de ese momento, quien bebe de ese agua es bendecido con milagros y curaciones.

Fotos: toledoolvidado.blogspot.com / Víctor S.I.

jueves, 7 de abril de 2016

Plaza del Ayuntamiento

El edificio del Ayuntamiento de Toledo es fruto de un proyecto de Juan Herrera que inicia su construcción en 1575. En el primer piso intervienen Nicolás de Vergara y Juan Bautista Monegro. La planta superior es obra de Jorge Manuel Theotocópulos (hijo de El Greco) que la finaliza a principios del siglo XVII.

Principios s. XIX
Año 2012

La plaza está flanqueada en uno de sus laterales por el Palacio Arzobispal. Fue construido por mandato del Arzobispo Jiménez de Rada en el siglo XII. A lo largo del tiempo ha sufrido numerosas reformas. La última, en el siglo XVIII ordenada por el Cardenal Lorenzana.

Junto al edificio del Consistorio se han producido, a lo largo del tiempo, diversos cambios en los elementos ornamentales. El más reciente, el cambio de la fuente renacentista (siglo XVII) sobre un pequeño prado de césped artificial que, en el año 2014 con motivo del "Año Greco", fue sustituida por una fuente artística realizada por la escultora Cristina Iglesias, enmarcada en su obra "Tres Aguas".


Finales del s. XIX
Año 2012
Año 2016


Al otro lado encontramos el edificio de la Audiencia de los Juzgados de Toledo. En su origen fue Casa del Deán y a mediados del s. XIX, Palacio de Justicia. El edificio que hoy vemos data de comienzos del s. XX aunque fue remodelado al terminar la Guerra Civil.
Principios del s. XX
Año 2012


Fotos: toledoolvidado.blogspot.com / Víctor S.I.

lunes, 16 de febrero de 2015

Calle Ancha

Este es nombre con el que popularmente se conoce a la Calle Comercio. Pero el sobrenombre no es nuevo. En 1555, su nombre original era ese. Debido a la gran cantidad de gremios que comerciaban en este lugar, en 1864, el Ayuntamiento la rebautizó como Calle del Comercio (http://antgara.blogspot.com.es/2007/12/calle-del-comercio-toledo.html).


Calle Comercio 1900-2015
1900 - 2015


Su fisionomía ha variado muy poco a lo largo de los años. Algunos edificios han ganado altura, pero en lo esencial, la actual Calle Ancha sigue siendo muy similar a la origina. No ha ocurrido así con los negocios que en ella encontramos. Los comercios basados en artesanía tradicional están dejando su lugar a un comercio más dirigido al turismo.

Calle Comercio 1970-2015
1970 - 2015

La Calle Comercio se extiende desde la Plaza de Zocodover hasta la plaza de las Cuatro Calles. Curiosamente, y a pesar de su nombre, la plaza es la confluencia de cinco calles.

En tiempos de Cervantes las Cuatro Calles formaban parte de «El Alcaná», que es donde Cervantes encontró la crónica de Don Quijote, escrita por Cide Hamete Benengeli. Así lo cuenta en el capítulo IX de la primera parte de El Quijote: «Estando yo un día en el Alcaná de Toledo, llegó un muchacho a vender unos cartapacios y papeles viejos a un sedero; y, como yo soy aficionado a leer, aunque sean los papeles rotos de las calles, llevado desta mi natural inclinación, tomé un cartapacio de los que el muchacho vendía, y vile con caracteres que conocí ser arábigos. Y, puesto que, aunque los conocía, no los sabía leer, anduve mirando si parecía por allí algún morisco aljamiado que los leyese; y no fue muy dificultoso hallar intérprete semejante, pues, aunque le buscara de otra mejor y más antigua lengua, le hallara.» (http://www.abc.es/toledo/ciudad/20131120/abci-paseo-cuatro-calles-201311202021.html)



Cuatro Calles 1899-2015
1889 - 2015
 

Fotos: http://toledoolvidado.blogspot.com.es / Víctor Sánchez Infantes